Make your own free website on Tripod.com
Home
La Historia
La Banda
La Galeria
La Discografía
Reconocimientos
Descargas
Temas De Interés
Formación De Grupo
Reflexiones
Santa Cecilia
Enlaces
Libro De Visitas
Contacto

El jarrón y la rosa amarilla...

Cierto día en un monasterio Budista, se encontraron con la muerte de uno de sus guardianes y fue preciso encontrar un substituto. El Gran Maestro convoco a todos los discípulos para determinar quien seria el nuevo centinela. El Maestro, con mucha tranquilidad y calma, dijo:

"Asumirá el puesto el primer monje que resuelva el problema que voy a presentar."

Entonces colocó una magnifica mesita en el centro de la enorme sala en que estaban reunidos y encima de esta, coloco un jarrón de porcelana muy raro con una rosa amarilla de extraordinaria belleza en el y dijo así: "!Aquí esta el problema! " Todos quedaron asombrados mirando aquella escena; un jarrón de extremo valor y belleza, con una maravillosa flor en el centro.

a) ¿Que representaría?

b) ¿Que hacer?

c) ¿Cual es el enigma?

En ese instante, uno de los discípulos saco una espada, miró al Gran Maestro, y a todos sus compañeros, se dirigió al centro de la sala y ... ZAZ ...!!! destruyo todo de un solo golpe. Tan pronto el discípulo retorno a su lugar, el Gran Maestro dijo:

"Usted será el nuevo guardián del Castillo".

No importa cual sea el problema, ni que sea algo lindo, si ves un problema, precisa ser eliminado, terminado, concluido. Un problema es un problema, no importa que se trate de una mujer sensacional, o de un hombre maravilloso o de un gran amor que se acabo, por más lindo que sea o haya sido, si no existiera mas sentido para el en tu vida, tiene que ser suprimido porque corres el riesgo de permanecer con el, el resto de tu vida.

Muchas personas cargan la vida entera el peso de cosas que fueron importantes en el pasado, y que hoy solamente ocupan un espacio inútil en sus corazones y mentes, espacio que es indispensable para r ecrear la vida, sobre todo si el problema es algún sentimiento de rencor o reproche, que aunque en algún momento de tu vida te haya hecho mucho daño, eso solo forma parte de un pasado.

Existe un proverbio Chino que dice:

"Para poder beber vino es necesario primero tirar el te".

Limpia tu vida, comienza por las gavetas, armarios, hasta llegar a eso que ya no hacen mas sentido y que están ocupando espacio y que muchas veces lejos de ayudarte te hiere y te impide tomar un curso diferente en tu vida. El pasado sirve como lección, como experiencia, como referencia. El pasado sirve para ser recordado y no para ser revivido. Usa las experiencias del pasado en el presente, para construir tu futuro. ¡Necesariamente en ese orden!


Volver

Un Canto De Adoración, Nuestra Ofrenda Por Tu Amor...