Make your own free website on Tripod.com
Home
La Historia
La Banda
La Galeria
La Discografía
Reconocimientos
Descargas
Temas De Interés
Formación De Grupo
Reflexiones
Santa Cecilia
Enlaces
Libro De Visitas
Contacto

El carpintero...

Había una vez un viejo carpintero que, cansado ya de tanto trabajar, estaba listo para retirarse y dedicarle tiempo a su familia. Así se lo comunicó a su jefe, y aunque iba a extrañar su salario, necesitaba retirarse y estar con su familia; de alguna forma sobrevivirían.

Al contratista le entristeció mucho la noticia de que su mejor carpintero se retiraría y le pidió de favor que si le podía construir una casa más, antes de retirarse. El carpintero aceptó la proposición del jefe y empezó la construcción de su última casa pero, a medida que pasaba el tiempo, se dió cuenta, que su corazón no estaba lleno de alegría por el trabajo.

Arrepentido de haberle dicho que sí a su jefe, el carpintero no aplicó el esfuerzo y la dedicación que siempre ponía cuando construía una casa y la construyó con materiales de calidad inferior. Esa era, según él, manera muy desafortunada de terminar una excelente carrera, la cual le había dedicado la mayor parte de su vida.

Una vez concluida la casa el jefe la inspeccionó y posteriormente le entregó unas llaves y le dijo al carpintero: "Esta es tu casa, mi regalo para ti y tu familia por tantos años de buen servicio".
El carpintero sintió que el mundo se le iba...grande fue la verguenza que sintió al recibir la llave de la casa...su casa. Si tan sólo él hubiese sabido que estaba construyendo su propia casa, lo hubiese hecho todo de una manera diferente.

Tú eres el carpintero. Cada día martillas un clavo, pones una puerta o eriges una pared. Alguien una vez dijo "La vida es un proyecto que haces tu mismo. Tus actitudes y las selecciones que haces hoy construyen la casa en la cual vivirás mañana..."

¡Construye sabiamente!

Recuerda...trabaja como si no necesitaras el dinero; ama como si nunca te hubiesen herido; baila como si nadie estuviera observando...para el mundo tal vez tú seas sólo una persona más, pero para una persona tal vez tú seas todo el mundo.

Dios nos dio el maravilloso poder de construir, de edificar, no sólo cosas materiales, también de forjar nuestra vida, de hacerlas más gratas o llenarla de odios, rencores y miedos...¿de qué llenas tú tu casa?

Podemos construir pero también destruir y corromper, todo está en un ligero equilibrio, toma desiciones sabias, reflexivas y busca siempre la luz...que esta en tí, porque el universo está en uno y nosotros en el universo...


Volver

Un Canto De Adoración, Nuestra Ofrenda Por Tu Amor...